Cristo Yacente Año 1982. Imaginero: Antonio León Ortega.
Escultura de madera policromada, en posición supino con relajación de extremidades. Se representa a Cristo muerto y desclavado de la Cruz, totalmente supino. Su flexibilidad en las extremidades, con rostro sereno y expresivo, ojos y boca aquejados de dolor y sangrado abundante que desciende sobre la frente. De pronunciadas endiduras en pies y manos, con señales de la tortura muy evidenre. A pesar de ello, su aspecto refleja serenidad y esperanza. Sudario cogido directamente a la cintura sin cuerda y con pocos pliegues el cual representa un pacío de pureza de línea recta.
La imagen de Cristo Yacente fue encargada al escultor ayamontino Antonio León Ortega en 1981, creándose así la hermandad compuesta sólo por hombres, la cual fue fusionada unos años más tarde con la de la Virgen de los Dolores y Cristo de la Buena Muerte existentes en la parroquia de Santiago Apostol desde el año 1777. Desde entonces formó a llamarse Venerale Hermandad y Antigua Cofradía de la tercera Orden de los Servitas , de Nuestra Señora de los Dolores, Santo Entierro y Cristo de la Buena Muerte.